Cirugía Doctor Gasós
Cirugía Doctor Gasós

Fisura anal y Hemorroides

 

FISURA ANAL

 

     Muchas personas que acuden a la consulta diciendo que les duelen mucho las hemorroides y que no pueden más, lo que padecen es una fisura anal. Les duele el momento de la deposición y luego les queda un dolor muy incómodo durante unas cuantas horas. A veces les aparece el dolor a las pocas horas de la deposición y les permanece unas cuantas horas. Suele haber sangrado y también mínimo exudado. 

     La fisura anal es una herida crónica que se produce en el ano, parecida a las rágades o heridas de la boca, con el agravante de que al ser una zona cerrada y poco ventilada la mejoría es algo más costosa. La causa habitual es el estreñimiento. Heces duras que al pasar por el esfinter anal rasgan la piel un día y otro y otro. La herida intenta curar pero no puede porque cada día se vuelve abrir. Se infecta fácilmente y esto aumenta el dolor y la incomodidad. Con le paso del tiempo se produce una mayor estrechez anal que termina de agravar el problema.

     El estres, la excesiva humedad anal, las comidas picantes ("lo que pica en la boca..."), otras veces procesos diarréicos de repetición...Son factores que facilitan la aparición de estas fisuras tan molestas.

PRIMERO siempre intentamos el tratamiento médico:

*Corregir el estreñimiento con dieta rica en fibra o con laxantes suaves.

*Pomadas vaselinantes (vaselina, nutracel, lubricante urológico) dos veces al día. Estas cremas nos sirven también para hidratar la zona que suele estar muy afectada.

*Usar agua y jabón para limpiarse después de la deposición. El agua tibia o fria.

*Pomada antibiótica y antiinflamatoria. La diprogenta suele ser muy efectiva.

*Si hay infección damos antibiótico oral.

*Por supuesto que no nos olvidamos de dar los calmantes adecuados hasta que remita el dolor. A veces damos analgesia muy fuerte convinando antiinflamatorios con analgésicos puros.

*En los casos mas extremos usamos la pomada de nitroglicerina que dilata el esfinter anal y facilita la curación, pero como suele producir dolor de cabeza y hay que aplicarla introduciendo un dedil por el ano, recurrimos a ella en los casos que no responden al tratamiento inicial.

*Aconsejamos aplicar las pomadas locales con un masaje suave, hecho con el dedo, en el margen anal...Evitar introducir cánulas.

SI LA FISURA SE CRONIFICA y se producen fases agudas cada vez más frecuentes recurrimos a la CIRUGIA.

    La cirugía de la fisura anal es muy sencilla y muy agradecida. Nosotros eliminamos con bisturí eléctrico el lecho de la fisura y rompemos parcialmente el esfinter interno para que le ano dilate mejor y no se vuelva a producir otra vez otra herida crónica. La operación dura 10 minutos y se puede hacer con anestesia de medio cuerpo (raquidea).

     El postoperatorio es mucho menos doloroso que el de las hemorroides por lo general y la baja laboral también es más corta. Aconsejamos poner una gasa limpia y seca en la zona, que se debe cambiar cada dos horas. Hacer una o dos curas al día con pomada antibiótica, usar calmantes a demanda y limpiar con agua y jabón después de la deposición.

     Vigilancia semanal en la consulta para comprobar que la herida quirúrgica no se infecta.

     Siempre recordaré un paciente que había sufrido mucho y me dijo a las 24 horas de estar operado: "Ahora mismo me iría a montar a caballo por el monte". La verdad es que hay muchos pacientes que lo han pasado tan mal que notan la mejoría desde el primer momento.

    No debemos olvidar que las personas con estreñimiento crónico deberán tener especial cuidado siempre para que se corrija. La posibilidad de volver a tener esta patología una vez operado sigue existiendo en estas personas.

     También hay que decir que en las primeras semanas del postoperatorio al haber tocado el esfinter anal, es fácil que exista una cierta incontinencia (muy leve) a los aires, por tanto es aconsejable vigilar mucho la dieta para procurar no generar muchos gases y hacer una sola deposición diaria y no muy blanda. Esta leve incontinencia desaparece una vez cicatrizada la herida. 

 

 

HEMORROIDES 

 

 

Casi el 50% de la población mundial ha sufrido o sufrirá una fase aguda de hemorroides en su vida. Estamos ante una patología común y muy molesta para la vida diaria. Cuando estas fases se repiten y el sangrado, el dolor y el escozor son frecuentes conviene operar.

Las almorranas (así las llaman en mi tierra) son venas inflamadas y la operación que nosotros realizamos consiste en eliminar los tres pedículos hemorroidales principales con una ligadura en la base de las hemorroides. Usamos bisturí eléctrico para realizar las incisiones en raqueta que levantan todo el paquete hemorroidal.  Este bisturí nos resulta muy cómodo por su manejabilidad y su coste y no difiere en mucho de las prestaciones que da el bisturí laser.

La anestesia para esta intervención suele ser raquidea o regional. Lo que vulgarmente se conoce como epidural o "pinchazo en la espalda".

Siempre procuramos que queden puentes de piel suficientes para que no se produzca estrechez del ano.

Esta técnica quirúrgica se llama técnica de Milligan Morgan y en nuestro medio es la preferida por la mayoría de los cirujanos generales.

Al terminar la operación el ano tiene apariencia de un trébol con tres heridas radiales.

El postoperatorio suele ser doloroso y los primeros 7-10 días hay que tomar calmantes con mucha frecuencia, sobre todo en el momento de la deposición. Pero vale la pena pasar por esos malos momentos porque después ya no habrá mas sangrados, ni mas dolores debido a las hemorroides. la baja laboral puede ser prolongada para las personas que trabajan sentadas o que tiene que viajar (mínimo un mes).

 

 LA PREVENCIÓN

 

La clave para evitar las hemorroides está en la prevención.

* Evitar el estreñimiento tomando una alimentación rica en fibra.

* Usar agua y jabón para lavarse después de la deposición. Agua tibia o fria.

* No abusar de los picantes y de los alcoholes de alto grado. (lo que pica en la boca, pica en el ...).

* Hidratar el ano con cremas tipo vaselina o nutracel cuando se sangra con facilidad.

* Personas que hacen mas de tres deposiciones diarias: procurar reducir las mismas con una alimentación suavemente astringente y proteger muy bien el ano con cremas hidratantes.

* El sangrado siempre requiere visita médica. Hay que distinguir bien si la sangre es roja viva o de color oscuro. Si la sangre es oscura acudir inmediatamente al médico.

* La colonoscopia es una prueba muy importante para personas que sufren sangrado anal. 

* Hay que evitar el sedentarismo excesivo. Muchas horas sentado sin levantarse o conduciendo seguido no es aconsejable.

 

FOTOS: en las imágenes de abajo se ven unas hemorroides típicas antes de la cirugía  y el resultado que se observa después de la cirugía con  la imagen clásica de trebol.

 

 

Contacto:

contacto@cirugiadoctorgasos.es

Zaragoza,   ESPAÑA